Entrevista a Carla Fuenzalida y sus 507km de Entreno indoor

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

Carla Fuenzalida, corredora del Team Urban Runners Chile, desde que partió la cuarentena motivada, con PF, kilómetros indoor, sin trotadora, sin bici estática, a punta de ingenio, energía y motivación, nos deja esta imperdible entrevista cargada de heavy metal power, póngase comod@ y disfrute:

– ¿Cómo te afectó en lo mental y físico que la pandemia cada vez duraba más y más tiempo?
Uff, pregunta compleja, jaja, hoy podría contarlo riendo con un mate, analizando la Carla de Marzo-M ayo viendo como sufría, y lo que le faltaba aprender. Soy  una persona que planea mucho, inquieta y de por sí ansiosa, al ver que esta situación duraba más de lo que pensábamos y que todo se iba postergando me afectó bastante al principio. Los primeros meses sufrí de insomnio, mucha ansiedad y ataques de pánico, principalmente producidos por la mascarilla en el trayecto al trabajo que realizo caminando (11k ida y vuelta), pero en lo físico, no me vi perjudicada, ya que no dejé de moverme ni una sola semana, eso ayudó a controlar la parte mental. Al hacer cuentas mis días fueron 90% buenos, pero con una fuerza de voluntad enorme.


¿Qué es lo que más extrañas de la “vida normal”
El contacto humano, creí ser una persona totalmente independiente, vine a este país sola, vivo sola, puedo ir hasta al cine sola pero me di cuenta en esta cuarentena que un abrazo a tus viejos, tu pareja, tus amigos… también es de primera necesidad como alimentarte, me mata tener que ver a las personas por una pantalla o de lejos y no poder abrazarlas.


¿Sumaste ene kms indoor, cual fue tu motivación para arreglártelas, sin trotadora por ej?
Antes de esto estaba preparando mi primera maratón, no quería perder el entrenamiento, creí que pronto íbamos a volver a la calle.También fue para ocupar tanto tiempo libre, siempre despierto temprano hasta en vacaciones, una vieja maldición que tengo jaja. Ese 22 de marzo todavía no eran las 12 am y ya no había más que hacer en mi departamento, recordé las mil ideas que los asiáticos tuvieron para entretenerse cuando llegó el virus, en especial uno que hizo una maratón en su casa, así que corrí los muebles y me puse las zapatillas, total …que tenía que perder? Esos fueron los primeros 7k indoor como hamster. Seguí sumando k en un espacio reducido, sin balcón ni patio, fui mejorando “técnica” para no marearme o golpearme, mejorando ritmo, alternando trotar en el lugar, aumentando las distancias, animando a la gente para que se sumaran. Fue progresivo, a conciencia, consultando a mi coach, a mi kine, con prudencia, paciencia si lo que más sobraba era tiempo, y en un punto ya lo hacía por estar sana de mente, botar en sudor tantos días de encierro.Se me vino a la cabeza muchas veces comprar una trotadora, pero sentía que sería un gran gasto porque no quería una básica que solo sirviera de paso y la inestabilidad actual no me parecía el mejor escenario para desembolsar tanta plata. Mientras más semanas lo pensaba… más kilómetros se sumaban corriendo en mi departamento y al final nunca la compré. Hoy sè que tomé la mejor decisión, no era necesario endeudarse para mantenerse en movimiento.

¿Qué tal ha sido el retorno te sientes más fuerte mental y físicamente?
Más fuerte, por supuesto. Mentalmente al ver que el mundo te pusiera las mil trabas y aun así fueras capaz de superarlas te hace pensar que aunque se caiga el mundo, vos te vas a mantener de pie. El primer día que corrí en una calle pos confinamiento fue un 5k a un ritmo digno jaja, bueno si, mi respiración fue pésima pero antes, durante y después no sentí ni una molestia muscular, ni cansancio, nada, estaba como nueva, recuperé el aliento rápido al terminar. He seguido saliendo, en menos de un mes mi respiración ha vuelto casi 100% a la normalidad y el ritmo es casi el mismo que tenía en febrero. También volví al cerro (siempre digo que soy más una cabrita de cerro que un caballo de carrera) y elegí San Cristóbal-Carbón para regresar con honor y gloria, fue como si las piernas hubieran estado preparadas para recorrer cada desnivel, Correr en mi hogar sirvió mucho pero le debo mi fuerza muscular al trabajo con mi team (Urbanrunnners), desde la primera semana de cuarentena voluntaria realizamos 2 funcionales semanales por Zoom donde la Dani (coach) se encargó de hacernos fuertes, estar activos, y motivados para el dia que pudiéramos volver a la calle, para mi este trabajo ha sido fundamental para evitar lesiones de las que tanto se hablaba con el trote indoor y de las cuales no sufrí ninguna

¿Qué mensaje darías a quienes aun siguen sin entrenar en casa?
Que los entiendo, la situación actual nos descolocó, muchos perdieron la motivación al postergar o cancelar sus objetivos 2020 pero esta es la realidad, actual, no se puede cambiar, si se puede cambiar tu forma de afrontarla, hoy el objetivo más importante es mantenerse sanos de cuerpo y mente y te puedo asegurar que el deporte aún lo sigue brindando. No importa que tu casa no sea una pista, no importa que no tengas ni un mat o pesa, siempre, SIEMPRE se le puede dar la vuelta a la situación, o mil vueltas como yo hago cuando corro media maratón en mi depa.jaja.

¿Qué sentías cuando escuchabas tantos prejuicios de las personas contra el trote indoor ?
Siempre va a haber miedos contra lo desconocido y por lo general de ahí provienen los prejuicios, hicimos oídos sordos a todos esos PEROS que esta cuarentena género, el cuerpo siempre va a buscar excusas para no salir de su zona de confort. Soy consciente que las lesiones eran posibles, pero uno también se lesiona corriendo en la calle no? y es porque no importa el terreno sino como te prepares para recorrerlo, en mi caso traté de cuidar el cuerpo, escuché las voces que sí importan, que son Juanito (mi coach), Diego (mi kine) y mi corazón. Después de llegar a esta cifra, 507.. fui a ver a Diego, él se sorprendió porque no presentaba dolor en las pantorrillas ni tenía las piernas cargadas como era de esperarse.
Esto se logró porque se hizo a conciencia, como siempre debe ser. Siento que los que nos animamos ( ya que Juanito y más personas también sumaron kms indoor) fuimos conejillos de indias pero que PASO A PASO logramos reinventarnos.