Fitux Chile, la iniciativa que financia proyectos deportivos a través de la donación de ropa en desuso.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

La organización social que nace en diciembre de 2019,  vende la ropa donada a bajo costo y financia una escuela de atletismo en Paine.

Como deportistas, muchas veces renovamos constantemente el closet y dejamos de usar rápidamente las zapatillas y las poleras que recibimos en cada corrida, ¿qué hacer con todo eso que recibimos que todavía sirve, pero que dejamos de ocupar?

Una iniciativa que se encarga de este problema es Fitux Chile, un proyecto de la Fundación Ganbaru, que recibe la indumentaria y accesorios deportivos nuevos o usados, de cualquier deporte, talla, marca y estado de las prendas. Lo recolectado se vende a bajo costo en ferias abiertas a la comunidad y lo recaudado en las ventas financia actividades deportivas gratuitas.  La primera en ponerse en marcha es la escuela de atletismo en Paine para niños de 9 y 14 años los entrenan los días martes y jueves en el Estadio Ferroviario de Paine.

La Escuela tiene como objetivo formar a los deportistas de manera integral, enseñándoles las distintas  pruebas del atletismo, como también entregándoles herramientas y valores que les sirvan para la vida, así también ayudarlos a entrar a la universidad con cupos o becas deportivas.

La Directora Ejecutiva de Fitux, Javiera Errázuriz comentó que “Fitux es un proyecto 100% social que busca dar acceso a deporte a todas las personas que quieran practicarlo, sin dejar a nadie fuera por no tener un lugar dónde entrenar, ni entrenador o por falta de financiamiento”.

Fitux nació en diciembre de 2019 como una iniciativa de Javiera quién es ex atleta, experiencia que le permitió detectar  las necesidades que se viven dentro del deporte y optó por darle una solución. 

“Siendo deportista me di cuenta que mucha gente se quedaba sin entrenar ni desarrollar su talento deportivo por falta de recursos, por otro lado veía que muchos deportistas empezábamos a acumular ropa y zapatillas que ya no usábamos, en muy buen estado. Así nace Fitux, como punto de unión entre estos dos lados. Fitux permite que quienes tienen cosas que ya no usan las puedan entregar, haciendo así una donación con sentido y al mismo tiempo dar acceso a quienes necesitan de indumentaria deportiva a bajo costo y con lo recaudado de las ventas destinarlo a fomentar y desarrollar proyectos deportivos sociales”, comentó Javiera.

Desde el comienzo, este emprendimiento buscó tener un sistema autosustentable, que no dependiera de una donación externa para poder funcionar.

Respecto a las metas de corto plazo, Javiera señaló que “en primer lugar buscamos masificarlo, que la gente lo conozca y cuando las personas tengan cosas que ya no usan, lo primero que hagan sea pensar en Fitux. Queremos posicionar Fitux en la mente de los deportistas y así nos va a permitir crecer y poder financiar más proyectos”. 

En este tiempo de pandemia Fitux se aventuró a realizar ventas por Instagram y que a pesar de no ser el “público objetivo”, se ha logrado buena recepción, vendiéndose un poco más de 190 prendas durante este tiempo, permitiendo que el proyecto siga funcionando con cierta “normalidad”. En el caso de los atletas, están entrenando tres veces por semana desde sus casas, vía zoom.

Para el futuro Javiera comentó que la idea es que las municipalidades puedan abrirse a recibir las ventas de Fitux y desarrollar el deporte en conjunto para dar oportunidades a todas las personas de desarrollarse en el deporte.

“Queremos tener puntos fijos de recolección y poder vender en todas las regiones de Chile, siendo referentes a nivel nacional y ojalá en algún minuto internacional, de organización deportiva sustentable, creando y financiado escuelas deportivas que abran oportunidades ya sea formando mejores personas o también futuros seleccionados nacionales”, finalizó Javiera Errázuriz.