Mis 15k en la Corrida Half Marathon Scotiabank 2017

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

Y aunque estaban moribundas, les quería dar una carrera más. Sin argumentos válidos buscaba prolongar la existencia de este par de zapatillas (o “neumáticos” como muchos les dicen), mis alidas que negaba jubilar. Pese a que el dolor se contraponía, pidiendo un descanso, ojala eterno, del “tracketeo”” cotidiano de este Runner. Quién sólo queria seguir utilizandoun poco más este par zapatillas regalonas. Finalmente recapacité  y dije, ¿Qué mejor que retirarlas en esta edición de la Half Marathon Scotiabank?.

La noche anterior

Es tarde noche de un sábado 5 de agosto, ya saben, uno pensando en “guardarse” temprano y viendo ya con que alimentarme pensando en la mañana del domingo. Ya había recorrido un par de veces en mi vueta a la lesión mas de 15km, distancia por la que iba mañana Domingo, pero estaba ansioso, ya que resonaba y en mis redes sociales, ese concepto algo cursi a mi parecer, de que “se inicia el 2do semestre deportivo con este evento”, y claro, era verdad. Mañana era la Scotiabank 2017. Y como mi cuerpo lo sabía, debia subir esa claaaasica foto de la pinta a ocupar (como no? claro, por dios que somos asquerosamente rutinarios)

En sus marcas, listos…

Eran las 7am, cuando suena el reloj, mi inconsciente consciente estaba al tanto que era domingo y que estaba sonando a esa ridicula hora, por lo que sigo unos minutos más enredado a la cama, pero ya era momento de levantarse, hidratarse y partir al Parque Bicentenario, lugar al que se encuentra con una problemática bien constante en la capital… encontraaar estacionamientos, por lo que pude encontrar pero a varios minutos de la largada, por lo que llego 10 minutos apenas de la largada, llego a ubicarme poner el reloj, abrir la app en el celu y obvio, la foto de rigor :

El circuito

Cuenta regresiva y a correr (bueno a avanzar despacio como quien sale de un vagón en el metro en hora punta), a esperar al menos unos 800 mts post meta para poder avanzar con tranquilidad, pero ya encaminados en un par de kms, marcando un ritmo aprox de 4:40 min/km, por la Av. Andrés Bello, se toma P. de Valdivia, justo en la esquina son los 5km y se siente un buen impulso sabiendo que lo más complejo viene pronto, y claro la subida hacia el Cerro San Cristóbal se venía y de forma muy grata estaba el punto de hidratación justo antes de la subida, y algo digno de aplaudir es que había un canasto bastante amplio de Gatorade, para que la gente pueda dejar el vaso vacío luego de hidratarse. Volviendo a la ruta el ritmo se hace pesao y se siente el aumento de respiración del grupo, alrededor de 2km de ascenso con casi 100m subiendo sobre el nivel del mar, se llega a un plano cómodo y de forma digna, y ahora venía lo mejor de esta Scotiabank, que era la bajada en donde tome pista izquierda y empezamos la bajada aprovechando el impulso y aumentando el ritmo, por lo que se me hizo fácil avanzar entre las personas, momento oportuno también para ingerir un gel y reponer energías, al llegar al sector de la pirámide, en el km 12, aprox, uno pasa paralelamente a la meta pero sigue de largo y claro aun quedaban 3km al menos, por lo que son recorridos bordeando el Bicentenario de Vitacura y provocando una ansiedad peculiar al estar rodeando la meta y cerca pero faltando un par de kms aun.

Se sigue avanzando ya faltando metros y dado el ritmo la respiración y rimto estaba bajando, me encontraba quizás un poco exhausto con el entrenamiento de la semana, pero minutos después puedo divisar la meta, y lo logro en 1h y 18 min aproximadamente, parámetros dentro de los tiempos esperados. Por lo que se inicia este semestre bastante contento y con esperanzas en mejorar los tiempos a partir de esta Half Marathon Scotiabank 2017

 

Nacho Carrasco (@nacho.runner en IG)